Mis recetas veganas fáciles | Soy Vegana

Magdalenas de yogur con corazón de chocolate

Jenny
Receta vegana por
50 minutos

¡Buenos días guapas y guapos!

Si habéis estado cotilleando por Facebook o Instagram ya sabéis lo que os traigo. No sé a vosotr@s, pero a mi los domingos de otoño/invierno me encantan, y más cuando toca encender la chimenea y estar rodeada de mis peluditos favoritos.

Hoy me apetecía probar una receta que jamás había intentado hacer yo sola, así que aprovechando que ayer compré unos moldes nuevos – y tenía muchas ganas de estrenarlos – me he animado a hacer unas magdalenas de yogur de soja con un corazón de chocolate fundido, sin huevo ni lácteos, claro. Como no me gusta abusar del azúcar blanco, esta receta es sin azúcares añadidos. Y no, no quedan nada insípidas, están perfectas. Recuerda que tanto los yogures como las leches vegetales suelen contener azúcar por si mismas.

Los que llevéis conmigo un tiempo por aquí o los que me conozcáis personalmente, sabéis que a mi me gustan las recetas bien sencillas donde no haya demasiado margen de error. Así que si buscas hacer tus primeras magdalenas veganas, ¡vente conmigo!

Ingredientes (para unas 13 magdalenas)

  • 185 gramos de harina para repostería (puedes utilizar harina normal, pero esta es la ideal, porque su sabor no es tan fuerte y los resultados son notablemente mejores. (Si eres celíaco puedes sustituirlo por harina de Teff).
  • 2 yogures de soja (200 gramos en total), yo los escogí con sabor a vainilla.
  • 200 gramos de leche de soja (equivale aproximadamente a un poquito más de 1/2 taza).
  • 100 gramos de aceite de oliva suave (un 1/4 de la misma taza).
  • 8 gramos de levadura.
  • Chocolate negro (yo he utilizado nocilla vegana comprada, pero puedes utilizar tu nocilla vegana casera o chocolate fundido sin lácteos).

 

  • Parte opcional, pero recomendable:
  • ¿Conoces el no-egg? El no-egg es una harina que en España comercializa la marca Orgran (os dejo el link por si os interesa) y aunque cuesta unos 4€, son unos 200 gramos y para sustituir un huevo sólo necesitas dos cucharaditas pequeñas de no-egg y dos cucharadas soperas de agua. ¡Vamos, que te va a durar una eternidad! Lo podéis encontrar en tiendas veganas también. No es imprescindible, pero aportará consistencia y esponjosidad a nuestras magdalenas….¡Muy recomendable!
  • Pepitas de chocolate (son opcionales, pero te recomiendo que las compres porque le dan un toque muy interesante. Las podrás encontrar en tu supermercado, pero fíjate que no lleven lácteos. A veces pueden contener aceite de palma.)
  • Puedes comprar chocolate en manga pastelera, para hacer una decoración superior. (También pueden encontrarlo en tu supermercado)
  • Si tienes vainilla en polvo, quedará genial.

Necesitaremos unos moldes para magdalenas (a mi me gustan mucho los de silicona) y, si fuera posible, sería ideal que tuvieras también una bandeja de magdalenas para horno, del tamaño de tus moldes.

Por otra parte sería genial que cogieramos un colador de agujeros muy pequeños para tamizar correctamente la harina. ¡Luego te explico como!

Método

  1. En primer lugar comenzaremos mezclando bien en un bol el yogur, la leche de soja y el aceite de oliva.
  2. Seguidamente, en un bol aparte, mezclamos la harina con la levadura.
  3. Ahora toca juntar los dos contenidos (a mi todo lo que es repostería me gusta mezclarlo con las varillas, porque me resulta mucho más fácil). Con la ayuda de un colador de agujeros muy pequeños, vamos a ir tamizando la harina sobre el contenido líquido. Para eso haremos lo siguiente:
    1. Cogeremos una pequeña porción de harina y la pasaremos por el colador, agitándolo o golpeándolo suavemente para que la harina pase a través y vaya cayendo suavemente sobre la masa líquida. Ese proceso se conoce como tamizar la harina, y lo hacemos para que no se formen grumos y quede mal mezclado. Este proceso es importante.
    2. Ve mezclando todo el contenido poco a poco y sigue tamizando la harina. No la tamices toda de golpe porque se puede volver a formar grumos. Ve mezclando entre tamizado y tamizado.
  4. Cuando ya hayas tamizado y mezclado todo, vamos a añadirle las pepitas de chocolate y la vainilla, si has decidido añadirlo. Mezclamos muy muy bien.
  5. Pondremos a precalentar el horno a unos 180 grados, y mientras, seguimos trabajando en la receta.
  6. Vamos a poner ya los moldes dentro de nuestra bandeja para magdalenas y vamos a ir rellenando poco a poco.
    1. Empezaremos llenando solo 1/3 del molde, luego pondremos 1/4 de cucharada sopera de chocolate en el centro, y seguidamente llenaremos el molde de masa de magdalena hasta arriba del todo. De esta manera, cuando horneemos las magdalenas, en el centro quedará un centro de chocolate fundido.
  7. Ya toca meter nuestras magdalenas en el horno, durante unos 35 o 40 minutos. Mantenlo a unos 170 grados, y encendido por abajo. De esta manera se hará correctamente por el centro y la masa subirá bien. Recuerda que si lo enciendes por arriba no subirán bien las magdalenas.
  8. Cuando ya estén listas, retíralas del horno y deja que se templen para no quemarte. Luego, desmoldalas y ponlas en tu plato. Prepara toda la decoración superior y…¡Listas para comer!

Espero que las disfrutes tanto como yo 🙂 ¡Y recuerda que me encanta ver vuestras fotos cuando preparáis las recetas que os comparto! Puedes enviarmela por Facebook o Instagram.

¡Hasta la semana que viene!

Categorías:

Deja una opinión sobre esta receta vegana

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

1 2 3 4 5

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.