Mis recetas veganas fáciles | Soy Vegana

Pizza barbacoa vegana

Jenny
Receta vegana por
1 hora + 1 hora de reposo

¡Buenos días a tod@s! ¿Cómo estáis hoy?

Como veis hoy toca una de esas recetas que a todo el mundo le encanta: una pizza. Las pizzas son el formato perfecto para comer gordi-sano y delicioso un fin de semana. ¡Las pizzas siempre acompañan los mejores planes! Pero a veces parece que si son veganas, las pizzas tienen que ser aburridas masas duras cubiertas de tomate y trozos de brócoli pre-congelado, pero no es así. ¡En absoluto! Hay muchas alternativas a las típicas pizzas de algunas verduras que, sí, están deliciosas, pero quizá ya están demasiado vistas.

Uno de los “problemas” que te puedes encontrar ante una pizza vegana es que al no tener queso (porque conseguir queso vegano a veces puede ser dificil) pueda parecer aburrida, porque pierde mucha textura y cuerpo. Hay una opción rápida, sana y económica para eso y es el queso de patata. Una mezcla que da mucho volumen y una textura esponjosa a nuestra pizza, ya que al poner patata en la base y someterlo al calor del horno, sube ligeramente y queda impresionante.

Pero sin duda lo que más amo de esta pizza no es el no-queso de patata, es la salsa barbacoa vegana. Una salsita de vegetales y tomate que, mezclados, da un toquecito picante delicioso y suave. Hay muchas maneras de hacer una buena salsa barbacoa vegana, pero esta es para mi la manera más rápida, sana y deliciosa de hacerla.

Antes de empezar deciros que esta receta puede parecer muy larga, pero si la masa es comprada te ahorrarás 1 hora de receta.

Ingredientes

Para la masa (si la compras, saltate esto):

  • 360 ml de agua caliente (ten en cuenta que una taza común equivale a unos 250 ml)
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • 500 gramos de harina de trigo común + un bol de reserva
  • 25 gramos de levadura fresca (también conocida como levadura de panadería. La encontrarás en las neveras de algunos supermercados)

Para el no-queso de patata (si piensas utilizar queso vegano comprado, saltate esto):

  • 750 gramos de patata (unas 5 patatas medianas)
  • Medio puñadito de levadura de cerveza (es opcional, pero si tienes mejor)
  • Una pizca de ajo en polvo
  • Orégano
  • Aceite de oliva
  • Pizca de sal o herbamare

Para la salsa barbacoa vegana:

  • 1 taza de soja texturizada fina
  • 1 taza y media de salsa de tomate
  • 3 dientes de ajo grande
  • 2 cucharadas pequeñitas de pimentón dulce en polvo
  • 2 cucharadas pequeñitas de pimentón picante en polvo
  • 1 cebolla grande
  • 1 cebolleta
  • Medio pimiento rojo grande o uno pequeño
  • Abundante pimienta negra
  • Pimienta de cayena en chile. (Lo encontrarás en la sección de condimentos. Son unos pequeños chiles rojos y ovalados. Mucho ojo con esto, porque aunque yo añadí sólo dos, cada marca puede tener una intensidad de picante distinta).
  • Una pizca de sal o herbamare
  • Olivas negras (opcional)

Necesitaremos una trituradora de mano, un trapo limpio, un rodillo y un horno.

Preparación

  1. Lo primero que haremos será preparar una superficie para trabajar. Puede ser una encimera limpia.
  2. Para empezar con nuestra pizza vegana, volcamos los 500 gramos de harina en la encimera y desmenuzamos sobre ella la levadura. Mezclamos muy bien con las manos.
  3. Hacemos un agujero en el centro y añadimos dos cucharadas soperas de aceite. Amasamos bien.
  4. Seguidamente, añadimos poco a poco el agua caliente hasta que vaya cogiendo textura y forma. La masa tiene que quedarnos seca, no puede pegarse a los dedos. Si se te queda pegada, tienes que añadir un poquito más de harina. Poco a poco, espolvoreando por encima. Sabrás que la masa está perfecta cuando puedas amasarla bien sin que se quede pegada o se descomponga.
  5. Ahora nos tenemos que esforzar en amasar bien durante unos minutos, con fuerza y energía, para que la levadura y el aceite se reparta bien por toda la masa y quede sabrosa y levada a partes iguales.
  6. Cuando ya esté bien amasada, la dejamos encima de la encimera y le ponemos un trapo por encima para mantener la temperatura y que leve (es decir, que suba). Tiene que reposar durante 1 hora.
  7. Cuando quede más o menos media hora para terminar el paso 6, vamos a ir preparando el queso de patata. Para ello, pelamos las patatas bien finitas y las ponemos a cocer en abundante agua.
  8. Las dejamos cociendo y vamos a por nuestra salsa barbacoa vegana. Para ello, vamos a picar muy muy finito la cebolla, la cebolleta, el medio pimiento rojo y los ajos.
  9. Seguidamente lo volcamos en un sartén con un chorrito de aceite de oliva para engrasar la base. Añadiremos también los dos chiles pequeñitos enteros (pimienta de cayena en chile). Si no quieres que el picante sea muy evidente, añádelos enteros para poder retirarlos antes de triturar. Pero si quieres que sea muy fuerte, abre los chiles y espolvoréalos en la mezcla. Lo dejamos todo a fuego medio, mientras removemos continuamente para que no se pegue.
    *Nota: recuerda que según la marca, puede que los chiles piquen más o menos. ¡Así que mucho ojo! Añade poco a poco y ve probando tu salsa si no estás segura/o de como de picante es.
  10. Cuando ya esté todo dorado, apagamos un momento el fuego y cogemos la batidora y trituramos un poco el sofrito, pero sin dejarlo completamente líquido, que quede como con grumos. Recuerda que si no quieres que pique demasiado, tienes que retirar los chiles antes de triturar. Si lo haces con cuidado, puedes triturar el sofrito en la misma sartén, pero si lo prefieres, puedes volcarlo un momento a un recipiente aparte para que no te salpique.
  11. Volvemos a encender el fuego y añadimos toda la salsa de tomate. Removemos y mezclamos bien y añadimos todas nuestras especias: la sal o herbamare, abundante pimienta negra (esto va a tu gusto), las dos cucharadas de pimentón dulce y picante. Removemos muy muy bien para mezclar todas las especias y añadimos la soja texturizada. Volvemos a remover hasta que quede lo más homogéneo posible.
    Te recomiendo que pruebes la salsa, por si deseas añadir más picante.
  12. Apagamos el fuego y reservamos en la sartén.
  13. A estas alturas es más que probable que las patatas estén ya cocidas. Las retiramos del agua y machacamos para hacer un puré. Añadimos la levadura de cerveza, un chorrito de aceite de oliva, el ajo en polvo, el orégano y una pizquita de sal o herbamare. Mezclamos de nuevo y reservamos.
  14. Para continuar, cogemos nuestra masa y la ponemos sobre una superficie plana y seca. Con la ayuda del rodillo, la aplanamos y le damos forma redondeada.
    Si quieres que la masa quede tan gruesa como en la foto, tienes que dejarla con un grosor de un dedo de alto.pizza barbacoa vegana
  15. Ahora, colocamos por toda la base salsa de tomate con una pizca de orégano y abundante no queso de patata.
  16. Para acabar, colocamos nuestra salsa barbacoa con soja texturizada por la parte superior y espolvoreamos un poquito más de orégano, sal o herbamare y unas olivas negras en rodajas.
    pizza vegetariana
  17. Lo metemos en el horno durante unos 35 minutos a 170 grados, encendido por arriba y por abajo con ventilador. El tiempo puede variar según tu horno y el grosor de la masa que hayas decidido. 
  18. Retíralo del horno cuando ya esté doradito…¡Y a comer!

Un par de truquitos…

Si adoras las pizzas hay un par de cositas que te gustará saber:

  1. Si quieres hacer aceite picante para añadir un toque extra a tu pizza, solo tienes que dejar unas cuantas guindillas dentro del aceite. Si quieres que pique muchísimo, machacalas y déjalas durante unas horas dentro. ¡Es una pasada!
  2. Puedes guardar un poquito de masa madre. ¿Que qué es eso? Pues es un trozo de masa sin hornear que, al guardarla en la nevera envuelta en un poco de papel albal durante varios días, te servirá como levadura fresca en un futuro. Es una manera de reciclar levadura, ya que si en un futuro quieres hacer otra pizza o alguna empanada, sólo tendrás que coger un pellizco de esa masa madre (que con el paso de los días habrá fermentado) y utilizarla como si fuera levadura fresca recién comprada.

 

4 opiniones

  1. Paco

    Hola! La pizza barbacoa lleva originalmente carne y no me siento cómodo plagiando recetas no veganas… Teneis recetas de pizzas puramente veganas!? Gracias!

    Star
  2. Saludos, Paco. Tienes alguna otra receta sobre Pizzas veganas que encontrarás clicando en el menú “mis recetas veganas” > “Pizzas y focaccias”. ¡Saludos!

    Star
  3. Aurora

    Buenas! Buscaba una receta de pizza barbacoa vegana que “imitase” a la cárnica habitual para sorprender a una amiga y pensaba que no iba a encontrarla hasta que vi la tuya. Probé a hacerla el finde pasado y salió bastante bien para un primer intento, aunque me lié un poco con algún paso y me costó extender el no-queso de patata y la salsa con la soja sobre la base, se me mezclaron un poco…Pero estaba muy buena y cuando la vuelva a hacer me saldrá mucho mejor.
    ¡Sigue haciendo recetas tan ricas, por favor!

    Star
  4. Jenny

    ¡Aurora! Muchísimas gracias por tus palabras. Me alegro muchísimo de que te haya gustado la receta, seguro que la próxima vez te haces una pizzera experta! 🙂 Disfrútala siempre, a mi me encanta esta pizza <3

    Star

Deja una opinión sobre esta receta vegana

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

1 2 3 4 5

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.