Mis recetas veganas fáciles

Seitán en salsa bechamel de setas

Jenny
Receta vegana por
2 horas

¡Segunda receta vegana para esta navidad!

Aprovechando que se acerca la navidad, quise hacer un ensayo de un plato nuevo para estas fiestas que además os pudiera servir a vosotr@s como idea para presentar. Estaba pensando y pensando estos días en cómo podríamos hacer algo especial con el seitán, que no fuera el típico seitán con verduras horneadas.

La idea me llegó cuando el otro día el cartero me trajo a casa dos cajas infinitas con un montón de vegetales ecológicos de Punt de Sabor. Al abrirla, me encontré con un porrón de vegetales ecológicos con colores impresionantes, pero me conquistaron con algo concreto: dos bolsas de champiñones/setas. Soy una loca de ellas, y aunque antes las odiaba, desde que me hice vegana no he podido parar de disfrutar de ellas.

Cuando vi esos Portobello y esos shiitake frescos, pensé en que me podrían venir genial para esta receta vegana de navidad. Qué mejor que unos productos tan otoñales, con sabores tan presentes y que además dotan todos los platos de una elegancia y presencia extra. Me encantaron.

Hoy os traigo mi nueva receta favorita 😀

Ingredientes (ración de 4 personas – seitán en salsa bechamel de setas)

Para el seitán

  • 350 gramos de gluten
  • medio vaso de pan rallado
  • medio vaso de salsa de soja
  • un vaso y medio de agua
  • 3 o 4 pastillas de caldo vegetal (mejor si son ecológicas o bajas en sal, porque algunas son malísimas y están cargadas de glutamano/lácteos)
  • 1 cebolla
  • 3 ajos
  • medio pimiento rojo

Para la salsa bechamel de setas

  • 5 cucharadas soperas de harina de trigo
  • 370 ml de leche de soja sin azúcar (la marca hacendado tiene una que es un brick que es blanco y verde y es sin azúcar, es perfecta)
  • Abundantes champiñones blancos
  • Abundantes champiñones portobello
  • Abundantes Shiitake frescas
  • 1 cebolla
  • 2 ajos
  • 1 trocito grande de jengibre
  • Un puñado de ciruelas sin hueso
  • Nuez moscada
  • Pimientas variadas
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Opcional: margarina ecológica (yo usé una de maíz, pero si no os gustan las margarinas podéis prescindir de ellas)
  • Opcional: Parmesano vegano (mi favorito es el de Ecolife, que está cada vez más en tiendas eco/veganas por un precio que ronda los 7 euros. A mi me vuelve loca)

Método (con salsa para unas 4 personas)

  1. Empezaremos preparando el seitán. Para ello, mezlcamos en un bol el gluten y el pan rallado. Luego, en una olla, calentamos 1 vaso y medio de agua con una o dos pastillas de caldo, y lo llevamos a ebullición. Cuando se deshaga, apagamos el fuego y añadimos medio vaso de salsa de soja.
  2. Volcamos nuestra mezcla líquida en el bol y amasamos muy muy bien hasta que nuestro seitán comience a estar fácilmente moldeable. Amasamos y repartimos bien el líquido. Si ves que hay gluten que está seco y no se adhiere, añade un poco más de salsa de soja o agua.
  3. Damos forma de rollo grueso y largo a nuestro seitán y lo dejamos reposar. Seguidamente, en una olla grande con mucha agua, ponemos a cocer una cebolla entera con una o dos pastillas de caldo, medio pimiento rojo y tres ajitos.
  4. Cuando empiece a hervir, añadimos nuestro seitán a la olla y lo dejamos cocer por unos 35/45 minutos.
  5. Luego, lo retiramos de la olla y lo dejamos escurrir mientras preparamos nuestra salsa.
    No tires el agua que ha sobrado de cocer el seitán. Prepara ahí una sopa, te quedará deliciosa, ya lo verás. 
  6. Para la salsa, picamos muy muy bien una cebolla y los tres tipos de setas (Yo decidí dejar todo muy picado menos unos 3 portobello, dejándolo en rodajas, para hace un poco de contraste en la textura). Cortamos un buen trozo de jengibre, lo pelamos y lo echamos a la sartén. Pelamos los dos ajos, los partimos por la mitad y los echamos también.
  7. Bañamos todo con un poquito de aceite de oliva y encendemos el fuego a media-baja fuerza. Lo sofreímos y, cuando empiece a dorar ligeramente, añadimos las ciruelas, una pizca de sal y pimientas variadas.
  8. Cuando esté todo doradito y listo para comer, bajamos el fuego y añadimos cinco cucharadas soperas de harina de trigo. Removemos y añadimos la leche vegetal, media cucharada sopera de margarina (opcional) y nuez moscada abundante.
  9. Dejamos que vaya calentando y espesando sin dejar de remover, y cuando tenga ya una textura cremosa y ligera, apagamos el fuego y retiramos el jengibre.
    Puedes definir tú mismo el espesor que más te apetezca para la salsa. Sólo tendrás que añadir más leche o más harina para variar la fluidez de esta.
  10. Cortamos unos filetes de seitán y los doramos por ambas caras, en una sartén con un chorrito de aceite de oliva. Lo servimos en un plato y bañamos nuestros filetes vegetales con la salsa de setas.

Recomendaciones de conservación y acompañamiento

El seitán que te sobre, guardalo en la nevera o en el congelador, y te aguantará muchísimos días bien fresco. Además, si te sobra salsa, puedes guardarla en un tupper y, cuando vayas a servirla, sólo calentarla en un sartén con un poquitín de leche vegetal sin azúcar para volver a darle textura cremosa.

En cuanto al acompañamiento, yo lo puse con una patatas doraditas cortadas en cubos y una pizquita de orégano. ME ENCANTAN.

Una opinión

  1. Antonio

    Exquisito, lo único que no tenía pastillas de caldo y la sustituí por una sopa de verduras concentrada que hice en 2 min.
    Un 10.
    Gracias por compartir 🙂

    Star

Deja una opinión sobre esta receta vegana

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

1 2 3 4 5

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.