Mis recetas veganas fáciles

Seitán relleno (Con tutorial ‘Especial Navidad’)

Jenny
Receta vegana por
Star
2 horas

¡Bueeeeenos días chiquit@s!  Espero que estéis estupendamente.

Yo os traigo hoy una receta especial navidad con un tutorial para preparar de una manera muy navideña tu mesa, por muy poco dinero pero con un resultado precioso.

Voy a empezar por lo que es el diseño de la mesa y el doblado de las servilletas para que te queden en una bonita pero sencilla forma de “árbol de navidad”, así que si a ti todo esto no te interesa, sigue hacia abajo, que te enseño a preparar la receta 🙂

Cómo preparar una buena, bonita y barata mesa navideña

Cómo ya sabéis, las luces, el color rojo y el verde pino son tradicionalmente los colores de Diciembre. Y aunque es evidente que estos colores siempre van acompañados del color cálido de la madera, el dorado y el cobre, podríamos decir que estos son casi colores secundarios.

Partiendo de esta idea, vamos a diseñar nuestra mesa, que como veréis abajo, es de lo más sencillo y sin demasiada floritura. Es realmente barato y bonito.mesa_navideña2

Yo he decidido poner una base roja, que de por si suele ser elegante y adecuada – a mi parecer- pero para estas fechas, más si cabe.

Para los platos, he elegido un primer plato blanco plano para darle una base y volumen al plato realmente importante; que es ligeramente más pequeño y de un precioso color cálido rosa palo. Como veréis, tiene unas pequeñas florituras en los bordes que aportan mucha ternura a su diseño, pero lo suficiente discretos como para no tomar más protagonismo que la comida en si.

En lo que se refiere a las copas, son unas copas sencillas que tengo desde hace bastante tiempo. Una línea simple pero de cuerpo grueso.

Por encima, he utilizado un color verde suave para acabar de darle el verdadero toque navideño. El verde está presente simplemente en dos elementos, las servilletas y las velas. Creo sinceramente que las velas son siempre un acierto en una buena mesa, aportan calidez al ambiente, además de una iluminación suave, claro. Ahora bien, como véis en la foto, la verdadera estrella de este diseño es la servilleta. Esta forma de doblar las servilletas la descubrí en un vídeo viral (desconozco autor) y, sinceramente, da un toque muy original a tu mesa. No te preocupes si no eres el rey o la reina de la papiroflexia, porque es realmente muy fácil de hacer. Bajo mi punto de vista, es mucho mejor hacerlo con servilletas de tela, pero todos sabemos que eso es más caro y que probablemente no utilices servilletas de tela verde pino en tu día a día. Por eso mismo yo compré estas servilletas de papel por menos de 2 euros, que nos harán el apaño perfectamente. Si quieres aprender a hacer este diseño de servilletas, te dejo aquí el paso a paso en imágenes:

f72e5e18-87fb-4f01-a7e5-8cb53a2b9695

  1. Colocamos la servilleta con la punta hacia arriba.
  2. Doblamos hacia arriba las 5 esquinas que nos quedarán por debajo, dejando entre doblado y doblado una separación de unos 0,5 centímetros.
  3. Le damos la vuelta a la servilleta, poniéndola boca abajo.
  4. Doblamos la esquina izquierda hacia la derecha, sin salirnos por el costado derecho.
  5. Hacemos lo mismo con el lado derecho, doblándolo hacia la izquierda, sin salirnos por ningún costado. Nos ha de quedar una espécie de “rombo”.
  6. Ponemos nuestra servilleta boca arriba.
  7. Doblamos las solapas que nos quedan hacia adentro, doblando la primera hacia dentro de si misma, y doblando la segunda hacia arriba, quedando dentro de la primera. Haremos lo mismo con el tercer doblez, que lo meteremos entro del segundo, y así hasta terminar.

Tanto los platos (sobre los 2€ la unidad) como el mantel rojo (5€) y las servilletas (1,99€) las podrás encontrar en Ikea 🙂

Espero que te haya gustado este truquito, y recuerda que si haces este tutorial me encantaría ver tus fotos. Puedes enviarmelas por Facebook o etiquetarme en Instagram.

La receta: Seitán relleno o ‘redondo de seitán’

Lo ideal para esta receta es que lo preparéis dos personas para ayudaros mutuamente y hacerlo más rápido y de una manera más ágil, pero si eres una sola persona no pasa nada.

Esta receta no es apta para celíacos ni alérgicos a la soja :-(.

Ingredientes (para 6 personas)

No te asustes, porque todo lo que vas a necesitar se puede encontrar en un supermercado común:

  • Un seitán entero, que harás siguiendo esta receta, que es la que yo preparo. Recuerda fijarte en todos los ingredientes que vas a necesitar. (Importante conservar el agua dónde lo cociste)
  • 3 cebollitas pequeñas y 2 cebollas medianas
  • 2 ajos
  • 1 ajo puerro
  • 4 cucharadas soperas de guisantes
  • 1 puñado de ciruelas pasas sin hueso
  • 3 puñados de champiñones en láminas
  • Caldo vegetal (puede ser en pastilla, pero ojo con el glutamato y la gran cantidad de sal que suelen llevar)
  • 10 patatas medianas
  • Medio vaso de vino blanco (atención a esta lista de vinos blancos veganos)
  • 2 cucharones de agua dónde cociste el seitán
  • Un pimiento rojo grande y otro pequeño
  • Un pimiento amarillo pequeño
  • 1 zanahoria
  • Albahaca
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva

Necesitaremos horno y una gran fuente apta para horno.

Método

  1. Estos pasos se harán después mientras estemos preparando el Seitán (mientras lo dejamos que se cueza en la olla). Seguiremos esta receta hasta el paso número 9, dónde dejamos secar el seitán durante 10 minutos. Te aconsejo que el seitán que prepares para el día de navidad no sea el primer seitán que hayas preparado (¡ Y más si tienes invitad@s!) , porque pese a que no es nada difícil, tienes que cogerle el truco para que te quede perfecto.
  2. Mientras, vamos a preparar otra olla de tamaño mediano-grande para poner a cocer nuestras patatas, partidas por la mitad. Las retiraremos cuando estén bien cocidas, es decir, cuando puedas atravesarlas con un tenedor muy fácilmente.
  3. Ahora vamos a preparar la salsa que acompañará nuestro seitán relleno. Para ello, en una sartén con un chorrito de aceite y a fuego medio, vamos a sofreír ligeramente 1 pimiento rojo picado, 2 cebollitas pequeñas partidas por la mitad, 2 ajos, 3/4 de ajo puerro, 1 puñado de ciruelas pasas sin hueso, 4 cucharadas de guisantes, 1 puñado de champiñones en láminas y 1 zanahoria en rodajas. Acuérdate de remover constantemente para que no se te pegue. No lo dejes demasiado tiempo en la sartén, ten en cuenta que solo tiene que coger algo de color porque luego irá un buen rato al horno.
  4. Cuando ya tengamos nuestro sofrito de la salsa, vamos a dejarlo reposar en la fuente y vamos a seguir preparando la receta.
  5. Recuerda ir controlando el seitán, no debería pasar los 40 minutos de tiempo en cocción, y tendrás que dejarlo un mínimo de 10 minutos secando cuando lo retires del agua.
  6. Ahora toca preparar el relleno: para ello vamos a sofreír ligeramente 3/4 de pimiento amarillo pequeño, 3/4 de pimiento rojo pequeño, el resto de los champiñones, 2 cebollas medianas y un trocito de unos 4 cm de ajo puerro. Todo esto tiene que ir muy muy picadito. Déjalo un momento en la sartén sin calentar, continúa con el siguiente paso.
  7. Cuando ya tengas el seitán seco y templado (para que puedas manejarlo bien) vamos a cortar uno de los costados y vamos a empezar a hacer un agujero en el centro, respetando lo máximo posible la parte externa del seitán. No hagas el agujero demasiado ancho, porque sinó se te puede deshacer el seitán. A mi me ha ido muy bien hacer el corte interno con un cuchillo muy largo y fino (muy a mi pesar, comúnmente llamado cuchillo jamonero 🙁 , pero que lo tengo porque va muy bien en estos casos).
  8. Cuando ya hayas sacado todo el interior del seitán, pícalo bien y mezclalo con los ingredientes que tienes picados esperando en la sartén. Ahora sí, sofríelo ligeramente, hasta que esté doradito, pero sin pasarte. Recuerda nuevamente que esto estará dentro del horno durante media hora.
  9. Pon a precalentar el horno a unos 170 grados.
  10. Ahora, rellena bien el interior del seitán con la ayuda de una cuchara, empujando bien hacia adentro para que no queden huecos. Si te sobra relleno, ponlo en la fuente para horno.
  11. Ya con el seitán relleno, lo colocamos en la bandeja para horno. Colocamos también las patatas a su alrededor y bañamos todo con medio vaso de vino blanco, un chorrito de aceite de oliva, dos cucharones de caldo del seitán y un chorro de caldo vegetal (si usas pastillas, simplemente espolvoréalo en la base y juntalo con los cucharones de caldo de seitán).
  12. Coloca la bandeja a media altura en el horno, encima de la rejilla, y con el horno encendido por encima y por abajo, a 170 grados con ventilador. Lo tendremos que dejar una media hora aproximadamente. Recuerda que este tiempo es orientativo, y que siempre tienes que ir fijándote periódicamente en su seitán.
  13. Mi consejo es que vayas dándole la vuelta al seitán cada 10 minutos apróx, para que se haga bien por todos los costados. También te aconsejo que cuando le vayas a dar la vuelta, aproveches y lo rehidrates con la ayuda de una cuchara y el caldo que está en la propia bandeja.
  14. Cuando ya esté dorado por todos sus costados, retíralo del horno y córtalo en rodajas finas o gruesas, según te guste más. Una buena opción es triturar parcialmente la salsa con la batidora de mano. Si ves que queda muy espesa, puedes utilizar un poco más del caldo resultante de preparar el seitán.
  15. Mi consejo es que, para cortarlo, utilices un cuchillo bien afilado, sinó se te complicará mucho la tarea. Además, puedes ayudarte con una espátula para que el relleno no se caiga. Te aconsejo que lo sirvas caliente y con un chorrito de aciete de oliva y algo de pimienta negra y herbamare o sal por encima. ¡Fascinará a todo el mundo, créeme!

Espero que disfrutes mucho de esta receta, así como de vuestra familia y de los momentos maravillosos que os pueda traer este último mes de 2016.

¡Hasta pronto!

¡Más recetas veganas!

2 opiniones

  1. Jor

    Si que se ve genial la receta! Y aunque es más laboriosa que tus recetas usuales, se nota que vale la pena, aún más para una ocasión especial como lo es el fin de año.
    Una pregunta, si lo preparo por ej. al mediodía y luego lo guardo en la heladera, lo podré recalentar para la noche? No le pasará nada?
    Sucede que en la casa en donde nos reuniremos estaran ocupando el horno para otras cosas y no es como que pueda ir a cocinar allí.
    Gracias de antemano!

    Star
    • Hola Jor! El seitán lo puedes guardar en la nevera y sacar para calentar luego sin problema, resiste muchísimo y además puede que te quede hasta más bueno, porque los ingredientes asentarán 🙂

Deja una opinión sobre esta receta vegana

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

1 2 3 4 5

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.