Mis recetas veganas fáciles

Bizcocho (sin gluten) de cacao con crema de fresa

Jenny
Receta vegana por
más de 1 hora

Sigo dejándome enamorar por la asombrosa harina de Teff de Conasi. Esta harina, además de ser muy fácil de cocinar, tiene la particularidad de ser libre de gluten, por lo que es ideal para cocinar bizcochos vegetarianos (veganos) para celíacos.
La siguiente receta puedes elaborarla con harina de trigo convencional, pero la diferencia de sabor será evidente. Es mucho mejor cocinarla con la maravillosa harina de Teff, que además puedes comprar on-line en Conasi.

Ingredientes

Para el bizcocho sin gluten y vegano:

  • 200 gramos de harina de Teff
  • 110 gramos de tu endulzante favorito
  • 110 gramos de margarina vegetal, unas cinco cucharadas soperas. (En tiendas ecológicas podrás encontrar margarinas de mejor calidad)
  • 8 gr de levadura (unas 7 cucharaditas pequeñas)
  • Un tercio de vaso de leche vegetal
  • 60 gramos de cacao en polvo (podemos utilizar colacao)
  • Un poco de aceite de oliva o margarina para engrasar el molde

Para la crema de fresa:

  • Dos puñados de fresas lavadas
  • Medio vaso de leche vegetal
  • Medio vaso de tu endulzante favorito
  • 3 cucharadas soperas de maicena
  • Medio vaso de agua

Necesitaremos un molde para horno

Método

  1. Comenzaremos preparando la base del bizcocho sin gluten. Para ello, mezclamos en un bol la harina de teff, el cacao, los 110 gramos de edulcorante y los 8 gramos de levadura. Recuerda remover bien hasta que quede totalmente homogéneo.
  2. Seguidamente, en una olla pequeña calentamos la margarina vegetal hasta que se derrita por completo. Luego, cuando ya esté líquida, la añadimos a la mezcla del bol y removemos bien hasta que la margarina se reparta por todo el bol y humecte la masa. Ahora, añadiremos el 1/3 de vaso de leche vegetal. Removeremos bien hasta que la masa quede ligeramente hidratada y manejable. Con una textura similar a la de una”mousse”. Si crees que está demasiado seca, añade un poco más de leche vegetal
  3. Mientras, ponemos a precalentar el horno a unos 180 grados (temperatura media)
  4. Ahora, con la ayuda de una cuchara o una servilleta de papel, engrasaremos la base y los laterales de nuestro molde para evitar que nuestro bizcocho se pegue y se queme. Cuando ya esté todo bien engrasado (recuerda, puedes hacerlo con aceite de oliva o margarina vegetal) volcamos la masa dentro del molde y con la ayuda de una cuchara esparcimos bien toda la masa por el molde.
  5. Ya es momento de meter nuestro bizcocho en el horno, manteniendo el horno a temperatura media encendido por abajo. El bizcocho tendrá que estar unos 30 o 40 minutos en el horno. Para comprobar que ya esté listo, atravesaremos nuestro bizcocho con un palito de madera. Si este sale seco, significa que nuestro bizcocho ya está listo.
  6. Mientras mantenemos el bizcocho en el horno, vamos a preparar la crema de fresa. Para ello, empezaremos troceando nuestras fresas en taquitos medianos.
  7. Luego, en una olla, mezclaremos la leche vegetal, el endulzante y las fresas en taquitos. Lo mantendremos a fuego medio y removiendo de vez en cuando. La leche ha de adquirir un color rosáceo mientras las fresas se van deshaciendo y ablandando.
  8. Dejamos la otra olla reposar a fuego medio y, en  otra olla, mezclaremos el agua y la maicena a fuego medio-bajo. Removeremos vivamente para que la maicena no haga grumos. Cuando comience a espesar (y antes de que se haga una bola de maicena) lo retiramos del fuego y lo añadimos a la mezcla de la otra olla.
  9. Ya todo mezclado, con la ayuda de una palita de madera removeremos muy rápidamente (manteniendo el fuego a fuego medio). Nos mantendremos en este proceso hasta que la mezcla de la olla haya espesado bastante y tenga una consistencia parecida a la de la mermelada. Si consideras que no ha espesado lo suficiente, añade un poquito más de maicena (espolvoreandola con cuidado y sin crear grumos). Las fresas se habrán tenido que deshacer casi por completo, pero aún deberían quedar pequeños trozos, que serán los que darán una textura deliciosa a nuestra crema de fresa.
  10. Cuando ya esté el bizcocho listo, lo retiramos del horno y lo dejamos reposar durante unos minutos hasta que se temple. Luego, sin desmoldar el bizcocho, le añadiremos nuestra crema de fresa por encima y lo dejaremos reposar fuera de la nevera durante por lo menos 20 minutos.
  11. Cuando el bizcocho ya esté a temperatura ambiente, lo meteremos en la nevera. Lo ideal sería dejarlo toda una noche en el refrigerador, pero si tienes pensado comerlo ese mismo día, déjalo por lo menos 30 minutos en la nevera para que asiente bien y no se rompa al desmoldar.
  12. ¡Buen provecho!

Sugerencia de presentación:

Puedes servirlo con unas fresas crudas por encima o en el lateral del plato. Además, este bizcocho vegano sin gluten acompaña un buen vaso de leche vegetal, de tu té favorito o un buen café. 

 Veganismo y cocina vegetariana

3 opiniones

  1. pilar

    Hola. La argarina se puede sustitur por aceite de oliva? Cuál sería la equivalencia?

    Star
    • Actualmente sustituyo siempre las margarinas por aceite de oliva 🙂 Suelo utilizar la mitad de lo que usaría de margarina.

  2. Marta Gaya Martinez

    Hola!
    La harina de Teff por que otra harina se podría substituir?
    Gracias 😀

    Star

Deja una opinión sobre esta receta vegana

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

1 2 3 4 5

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.