Mis recetas veganas fáciles

Tortilla de patatas y espinaca con pimiento rojo (sin huevo)

Jenny
Receta vegana por
Star
40 minutos

La tortilla de patatas  es un plato tradicional español que se puede hacer de infinidades de manera y con diferentes ingredientes. Tradicionalmente lleva ingredientes de origen animal, pero yo te voy a enseñar a elaborar una tortilla de patatas sin huevo. ¡Deliciosa, vegana y fácil de elaborar!

Ingredientes

  • 5 patatas medianas (casi grandes)
  • Medio pimiento rojo grande (o uno mediano entero)
  • Una cebolla
  • Dos puñados grandes de espinaca cruda en hojas
  • 5 cucharadas y media de harina de garbanzo
  • Un vaso entero de agua
  • Aceite de girasol
  • Una pizca de sal
  • Una pizca de albahaca

Método

Esta receta vegetariana es muy fácil de elaborar, aunque parezca lo contrario. Las primeras veces puede que te cueste un poco más, pero con práctica te irá saliendo mejor.

  1. En primer lugar comenzaremos pelando y cortando las patatas en taquitos y la cebolla, el pimiento y la espinaca en trozos muy pequeños.
  2.  Cuando ya estén cortadas las patatas en taquitos pequeños, les rociamos encima un poquito de sal y calentamos una sartén con abundante aceite de girasol.
  3. Con el aceite ya caliente, volcamos las patatas dentro y las freímos hasta que empiecen a dorarse ligeramente.
  4. Un truquito: si no quieres freír durante demasiado tiempo las patatas y así evitar que absorban mucho aceite, puedes cocerlas primero en una olla con abundante agua. Así, luego sólo tendremos que dorarlas ligeramente en el aceite, pues ya estarán cocidas y serán aptas para comer.
  5. Cuando lleven unos pocos minutos las patatas en la sartén y empiecen a coger “algo de color”, volcamos dentro la cebolla y el pimiento. Si has decidido cocer previamente las patatas, tendrás que añadir las patatas, la cebolla y el pimiento a la vez en la sartén.
  6. Cuando empiecen a dorarse las patatas, el pimiento y la cebolla apagamos el fuego y retiramos los ingredientes con la ayuda de una espátula (con cuidado de no llevarnos mucho aceite) y las dejaremos escurriendo en un colador puesto encima de plato (para deshacernos del aceite sobrante).
  7. Ahora preparamos la harina de garbanzo. Para ello, en un bol grande mezclaremos un vaso de agua y cinco cucharadas soperas y media de harina de garbanzo. Hemos de remover bien y evitar que queden grumos. Para ello vamos añadiendo poco a poco el agua a la harina, y así podrás evitar los grumos.
  8. Seguidamente mezclaremos nuestra harina de garbanzo líquida con las hojas de espinaca bien picadas. Removemos bien para que las hojas de espinaca se impregnen y repartan bien por la mezcla.
  9. Ahora, toca añadir un poco de albahaca y sal a la mezcla y volver a remover.
  10. Cuando ya tengamos la mezcla que sustituirá el huevo de nuestra tortilla vegana con las espinacas, volcamos las patatas, la cebolla y el pimiento sofrito sobre dicha mezcla.
  11. Removemos bien para que todo se quede bien impregnado. Si crees que es poco líquido, prepara un poquito más aparte y luego lo añades.
  12. Mientras, en una sartén calentamos un chorro de aceite de girasol. Cuando el aceite ya esté caliente, volcamos nuestra mezcla y la esparcimos bien por toda la sartén, hasta que quede lo más homogéneo posible. Podemos ayudarnos con una palita de madera para esparcir y apretar bien nuestra tortilla a la sartén.
  13. Con el fuego medio-bajo vamos haciendo nuestra tortilla en la sartén. Agitando vivamente la sartén para evitar que se pegue y/o se queme.
  14. Cuando creas que se ha dorado por la parte de abajo, toca darle la vuelta a tu tortilla de patatas vegana.
  15. Para darle la vuelta a la tortilla sólo tenemos que colocar un plato una tabla redonda del mismo tamaño que la sartén. Luego, colocaremos nuestra mano encima y, haciendo presión con el plato, levantaremos la sartén y le daremos la vuelta poniéndola “boca abajo”. Dejamos caer la tortilla en el plato y volvemos a poner nuestra sartén al fuego. Añadimos algo más de aceite en caso de ser necesario y, seguidamente, dejaremos la tortilla de nuevo en la sartén dejándola simplemente “resbalar” hacia la sartén.
  16. Repetiremos el proceso número 15 tantas veces como sea necesario hasta ver que se haya dorado adecuadamente por ambos costados.
  17. ¡Ánimo, que no es tan difícil! Sólo tienes que perder el miedo a darle la vuelta  y estar segur@ de que no se te caerá al suelo.
  18. Antes de retirarla de la sartén, asegúrate de que está bien hecha por dentro y que la consistencia es la adecuada. Hay a quien le gusta más dorada o más cruda…¡Para gustos colores!
  19. Cuando ya se haya dorado por ambas partes, la retiramos de la sartén y la servimos en un plato. Puedes echar un poquito más de sal y albahaca por encima
  20. ¡Buen provecho!

Veganismo y cocina vegetariana

2 opiniones

  1. Padma

    Está muy buena, fácil y sabrosa.

    Star

Deja una opinión sobre esta receta vegana

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

1 2 3 4 5

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.