Mis recetas veganas fáciles

Macarrones gratinados con bechamel de calabaza

Jenny
Receta vegana por
Star
1 hora

¡Ya estoy de vuelta de Finlandia! Menudo viaje más increíble. Si me seguís por Facebook o Instagram ya habréis visto algún que otro detalle, pero todo el cotilleo gordo os lo dejaré en mi blog de viajes Una Vegana Por El Mundo. Para celebrar mi felicidad post-viaje hoy os traigo una receta vegana que me trae muchos recuerdos: Macarrones gratinados con salsa bechamel de calabaza.

¿Qué por qué? Ayer os lo contaba por redes: cuando era pequeña mi madre nos preparaba – muy de vez en cuando – a mi hermano y a mi un plato que me volvía loca. Consistía siempre en algún tipo de pasta acompañada de salsa bechamel ligera y deliciosa, que hacía de ello un gordi-plato en toda regla. Era mi comida favorita.

El otro día me estuve acordando de él y pensé que sería genial mostrároslo, así que hoy decidí hacer una versión de ella. Esta receta es ideal para sorprender: es fácil, se hace casi sola y parece que sea una salsa única y muy elaborada. Su salsa es cremosa, totalmente vegana y con un suave pero presente sabor a calabaza. Aunque no sea un plato pensado para comer cada día, si es uno de esas recetas veganas para días en que apetece comer contundente. Ya os adelanto que es un plato pesado, delicioso, pero pesado, por lo que os aconsejo que comáis una cantidad coherente con vuestras cantidades normales y lo acompañéis de algo muy ligero, tipo ensaladas de hojas frescas o similar.

Ingredientes (dos raciones grandes de Macarrones con salsa bechamel de calabaza)

  • 300 gramos de Macarrones
  • 400 gramos de calabaza cocida
  • Dos cebollas
  • Dos tazas de leche de soja sin azúcar (Importante que no sea dulce. Yo uso la de Mercadona, que viene en un brick blanco)
  • Dos cucharadas soperas de harina de trigo (si eres celíaco puedes sustituirla por tu harina habitual)
  • Aceite de oliva
  • Nuez moscada
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Opcional: quesos veganos.
    Yo usé dos para jugar con sabores y texturas. En primer lugar usé el Blue Style de la marca Sheese y en segundo lugar el Parmesano de aceite de coco de Violife. Estos dos quesos los podéis encontrar en muchas tiendas eco, herbolisterías y en casi todas las veganas. Los he visto también en la cadena de supermercados Santiveri. Tenéis que saber que no es imprescindible para la receta, sé que no todos tenéis acceso a este tipo de alimentos, aunque si los queréis conseguir también están en muchas tiendas veganas online.

Necesitaremos una batidora de mano y una bandeja para horno.

Método

  1. En primer lugar cocemos nuestra pasta siguiendo las indicaciones de paquete. Una vez cocida, reservamos.
  2. Comenzamos nuestra salsa bechamel echando en una olla dos tazas de leche de soja un puñadito de queso vegano para fundir (es opcional), abundante nuez moscada, pimienta negra, sal y un chorrito largo de aceite de oliva. Encendemos a fuego medio, y añadimos la calabaza COCIDA a trozos. Es importante que esté previamente cocida hasta el punto que se pueda cortar pero no se deshaga.
  3. Mantenemos a fuego medio y llevamos a ebullición la leche.
  4. Lo mantenemos en una ebullición suave por unos 15 minutos o hasta que la calabaza esté blanda y se pueda triturar sin problemas.
  5. Mientras, pelamos, picamos y sofreímos la cebolla en una sartén con un poquito de aceite.
  6. Con la calabaza ya cocida, apagamos el fuego y con la batidora de mano trituramos todo hasta que quede lo más homogéneo posible.
  7. Seguidamente, con la crema ya triturada, añadimos la cebolla y dos cucharadas soperas de harina espolvoreadas suavemente, para evitar los grumos.
  8. Removemos bien y volvemos a encender a fuego medio, hasta que la crema espese (5 u 8 minutos)
  9. Después, en una bandeja pequeña/mediana para horno, volcamos todos nuestros macarrones y lo bañamos con toda la salsa de calabaza.
  10. Mezclamos bien y, opcionalmente, añadimos más sal y pimienta.
  11. Ahora viene la parte de los quesos veganos. Estos quesos aportarán una capa superior crujiente a nuestros macarrones, pero tal y como os digo arriba, no es algo imprescindible. Yo rallé el Blue Style y el Parmesano Vegano y lo puse por encima de todos los macarrones.
  12. Toca meterlo en el horno por unos 20 minutos a 180º en modo gratinar.
  13. Cuando ya esté dorado por arriba y con aspecto crujiente, lo retiramos y servimos caliente. ¡Y listo!

2 opiniones

  1. Marte

    La he probado y esta riquisima.

    Star
  2. Rocío

    ¡Me ha encantado! Yo lo he hecho con macarrones de masa de espelta y con leche de almendras sin azúcar porque no me gusta la de soja y estaban riquísimos, gracias por la receta.

    Star

Deja una opinión sobre esta receta vegana

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

1 2 3 4 5

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.