Mis recetas veganas fáciles

Hamburguesa vegetal de batata

Jenny
Receta vegana por
1 hora y media

¡Buenos días!

 

Como véis hoy os traigo una nueva receta de hamburguesas, porque sé que a todo el mundo le gusta de vez en cuando una buena hamburguesa vegetal 🙂  Esta receta vegana se podría considerar un plato de temporada, porque los ingredientes base que vamos a utilizar los podremos encontrar principalmente en otoño: como la batata o el robellón.

Y sin enrollarme más, sólo comentaros que son súper fáciles de preparar, así que animaros a prepararlas, porque ¡no os arrepentiréis!

Ingredientes (Para unas 7 u 8 hamburguesas medianas)

  • Dos batatas grandes (también se conocen como patata dulce, boniato o moniato)
  • 125 gramos de robellones
  • Una cebolla grande y una pequeña, o una y media grandes.
  • Tres ajos
  • 8 champiñones
  • 1/3 de vaso de pan rallado (a mi me gusta utilizar el que viene mezclado con ajo y perejil)
  • 1 bol de almendras picadas para rebozar las hamburguesas (lo puedes sustituir perfectamente por más pan rallado)
  • Aceite de oliva
  • Orégano
  • Pimienta negra
  • Herbamare (o sal, si lo prefieres)
  • Pimentón dulce
  • Comino

Como acompañamiento, te recomiendo (por persona):

  • 3 patatas pequeñas cocidas
  • Un puñado de espinacas
  • Pan de hamburguesa
  • Tus salsas favoritas para acompañar, como ketchup, mostaza o mayonesa vegana.

Método

  1. Comenzaremos poniendo a hervir una olla mediana con abundante agua. Mientras llega a ebullición, empezaremos pelando y cortando en taquitos las dos batatas.
  2. Cuando ya esté hirviendo el agua, metemos dentro la batata y dejamos que cueza. Tendremos que mantener la olla en ebullición pero sin rebosar. Cuando ya se pueda atravesar fácilmente la batata con un tenedor, apagamos el fuego y dejamos la batata en la olla, sin quitar el agua para que acabe de reblandecerse.
  3. Mientras, en una sartén con un chorrito de aceite de oliva vamos a sofreír la cebolla y los ajos bien picaditos. *Recuerda que pasa sofreír ligeramente las hortalizas no necesitas una cantidad abundante de aceite, con un chorrito es suficiente.
  4. Dejamos la sartén a fuego medio-bajo y continuamos pelando y picando los robellones y los champiñones.
  5. Cuando la cebolla haya cogido un poquito de color, añadimos los champiñones y los robellones. Espolvoreamos una pizca de pimentón rojo, pimienta negra, herbamare (o sal) y comino. Es importante no olvidarnos de remover periódicamente para que no se nos pegue a la sartén.
  6. Cuando todo esté doradito, apagamos la sartén y lo dejamos reposando.
  7. Ahora toca retirar la batata del agua y pasarla a un bowl. Allí, le añadiremos un poquito de aceite de oliva y lo machacaremos bien hasta que quede como un puré.
  8. Seguidamente mezclaremos el sofrito con la batata, hasta que quede lo más homogéneo posible.
  9. Toca añadirle el tercio de vaso de pan rallado.
  10. Si tienes tiempo, te recomiendo que metas la mezcla en el congelador por 15 minutos una vez esté templada, porque amasarla será mucho más fácil.
  11. Ya nos toca hacer las hamburguesas. Para ello, nos humectaremos las manos con un poco de agua y cogeremos un puñado de masa. Ahora, haremos una pelota con ella y la chafaremos con nuestras manos. Es importante apretar bien (sin pasarse) para que la hamburguesa quede compacta. Ahora toca darle la vuelta y vuelta sobre la almendra (o pan rallado) y dejarla reposar en un plato. Repetiremos este proceso hasta que acabemos con toda la masa.
  12. Lo ideal es, ahora sí, meter las hamburguesas hechas en el congelador durante al menos 30 minutos para que la masa se asiente. Así, cuando las cocinemos estarán perfectas y no se desharán.
  13. Cuando ya estén listas, podemos cocinarlas de dos maneras: o bien a la sartén con un chorrito de aceite, o al horno. Hay que tener en cuenta que cuando las hacemos a la sartén, las hamburguesas tienen a absorber más aceite de lo que es necesario. Por eso mismo, yo he decidido hacerlas a la sartén.
  14. Simplemente, lo volcaremos en la bandeja del horno con un chorrito de aceite por abajo y por arriba. Encenderemos el horno por arriba y por abajo a unos 180 grados. Lo dejaremos unos 20 minutos (o lo que es lo mismo, hasta que se dore). Recuerda darle la vuelta por lo menos una vez.

Cuando estén listas, ya las puedes retirar del horno y comertelas 🙂 Puedes meterlas entre pan de hamburguesa o simplemente comerla en el plato acompañada de una ensalada. Si la comes entre pan, te aconsejo que la acompañes con un poquito de espinacas y tres patatas cocidas pequeñitas por persona.

 

¡Buen provecho!

5 opiniones

  1. cristina

    Yo las he hecho de quinoa, lentejas, de arroz integral… Y con lo que me gustan las batatas, nunca se me había ocurrido esto.
    Son superiores😋
    Gracias.

    Star
  2. Montserrat

    Hola! me estoy iniciando en esto del vegetarianismo, me gustaría saber si estas hamburguesas como en general, casi todas, se pueden preparar y congelar, para que luego solo sea sacar y freir y ya….

    Star
    • Efectivamente 🙂 De hecho yo siempre recomiendo congelarlas un rato, porque ganan textura y así es más difícil que se deshagan a la hora de freírlas. Aguantan muchísimo en el congelador.

  3. Ales

    Hola! cúantos días puedo tenerlas en el congelador para prepararlas en días diferentes?

    Star
    • Aguanta muchas semanas en el congelador 🙂 Meses, incluso.

Deja una opinión sobre esta receta vegana

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

1 2 3 4 5

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.