Mis recetas veganas fáciles

Pimientos rellenos de no-carne

Jenny
Receta vegana por
45 minutos

¡Chic@s! Hoy os traigo una receta de lo más deliciosa para que disfrutéis de la comida también en Otoño. Los que estéis con nosotras desde hace tiempo sabréis que nos encanta hornear unas verduritas para comer, por su sencillez en la elaboración y por lo delicioso que es el resultado.

El otoño es una época ideal para crear recetas veganas fáciles y sabrosas aunque seas un o una cocinillas principiante.  Por eso hoy te traemos unos deliciosos pimientos rellenos de no-carne (soja texturizada o carne vegetal, como prefieras llamarlo). Con la siguiente receta tendremos suficiente para dos personas:

 

Ingredientes (para dos pimientos rellenos)

Para los pimientos rellenos:

  • Dos pimientos rojos pequeños
  • Salsa de tomate
  • Soja texturizada (más abajo te explicamos las cantidades)
  • Dos tomates
  • Una cebolla
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva

Para el acompañamiento:

  • Cuatro patatas medianas
  • Dos boniatos medianos
  • Una cebolla
  • Vino blanco vegano
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva

Nosotras no hemos utilizado sal, pero puedes utilizarla durante la receta si lo prefieres.

Necesitaremos un horno y una bandeja para hornear

 

Método

  1. Comenzamos poniendo a hervir una olla suficientemente grande para cocer la patata y el boniato en rodajas del amaño que prefieramos. De esta manera conseguiremos que queden más cremosas y tarden menos en el horno.
  2. Las coceremos hasta que veamos que están prácticamente listas para comer ( es decir, que se atraviesen con relativa facilidad). Cuando sea así, las retiramos de la olla
  3. Mientras, en una sartén con un chorrito de aceite de oliva, sofreiremos la cebolla y los dos tomates bien picados. Cuando empiecen a pocharse ligeramente añadimos abundamente salsa de tomate, como para cubrir todo el sofrito. Luego, por encima añadimos la misma cantidad de soja texturizada.
    No olvides que tienes que rellenar los dos pimientos con ello, así que añade más o menos dependiendo del tamaño de tus pimientos. La mezcla ha de quedar cremosa y no seca, si es así, añade más tomate si es necesario. Si es demasiado líquida, añade más soja texturizada, que se hidratará con el tomate.
  4. Añadimos un poquito de pimienta negra.
  5. Removemos continuamente durante 3 o 4 minutos y apagamos. Recuerda que no ha de hacerse por completo, porque tendrá que ir al horno durante 20 minutos más (y no queremos que se nos queme).
  6. Toca rellenar nuestros pimientos. Para ello, los lavamos bien y les cortamos la tapa (la parte superior). Luego, rellenamos poco a poco ambos pimientos con el sofrito, hasta rebosar.
  7. A continuación podemos el horno a calentar a 180 grados por abajo.
  8. Ahora toca engrasar la base de la bandeja con un poquito de aceite de oliva y colocar la patata y el boniato a lo largo de toda la superficie. Lo bañaremos con un poquito de vino blanco y pimienta negra.
  9. Justo encima, colocaremos tumbados nuestros dos pimientos rellenos y meteremos todo en el horno. Lo dejamos unos 25 minutos dentro (o lo que es lo mismo, hasta que se dore ligeramente toda nuestra comida).
  10. Lo retiramos del horno y lo servimos en un platito. Puedes acompañarlo de una ensalada con hortalizas crudas para darle un toque más ligero a la comida.
  11. ¡Buen provecho!

Una opinión

  1. Jesús

    El plato estaba riquísimo pero de 45 minutos nada!
    Una vez rellenos, estuvieron en el horno mas de una hora hasta asarse del todo jajaja
    🙂

    Star

Deja una opinión sobre esta receta vegana

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

1 2 3 4 5

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.