Croquetas veganas de setas

Receta vegana por Jenny
Croquetas veganas de setas. Casetas. Croquetas sin carne. Recetas veganas fáciles.

¡Hola chic@s! ¿Como estáis? ¿Habéis visto que pedazo de croquetas veganas?

La semana pasada sé que no estuve aquí y lo siento, l@s que me seguís por Facebook o Instagram sabéis que fue por un muy buen motivo: y es que después de 2000 kilómetros de viaje, tenemos nuevo miembro en la familia. Se llama Bony y en Instagram ya podéis ver su carita.

Hoy para compensar la ausencia os traigo una receta maravillosa que amo desde pequeña: las croquetas. Es de mis comidas favoritas, sin duda. Y si que es cierto que podemos encontrar algunas marcas que venden croquetas veganas en nuestras tiendas ecológicas favoritas pero…Nunca hay nada como las caseras ¿Verdad?

Por eso hoy vamos a aprender a hacer unas croquetas veganas de setas súper fáciles y deliciosas. Cremositas por dentro y crujientes por fuera.

 

Ingredientes (para unas 25 croquetas)

  • 150 gramos de champiñones, yo los cogí en láminas
  • 100 gramos de setas tipo orejones
  • 9 cebollitas pequeñas tipo cebolla canaria. Si no tienes ese tipo de cebolla no te preocupes, porque puedes utilizar la común (1 o 1 y media)
  • 2 tazas de leche de soja sin azúcar. Es muy importante que no tenga azúcar o que no sea una leche de soja dulzona, sino nos quedarán unas croquetas dulces y extrañas (a mi me gusta especialmente la Hacendado)
  • 4 cucharadas rasas de harina de trigo. Si eres celíaco puedes utilizar harina de teff o cualquier harina sin gluten.
  • Pan rallado. A mi me gusta especialmente el que viene mezclado con ajo y perejil
  • Pimienta negra
  • Nuez moscada
  • Herbamare o sal
  • Aceite de oliva

En cuanto a utensilios de cocina, necesitaremos una fuente plana y grande.

Método

  1. Lo primero que haremos será lavar y picar bien finitos los champiñones, los orejones y las cebollitas.
  2. Luego, cogeremos una sartén grande, luego veremos por qué. Vamos a engrasar la base de una sartén con un chorrito de aceite de oliva y sofreír todos los ingredientes. Vamos a especiarlo con un poquito de pimienta negra y herbamare o sal. Dejamos la sartén a fuego medio y removemos de vez en cuando para que no se pegue. Cuando ya esté doradito, lo retiramos del fuego y lo dejamos reposar en la sartén.
  3. Ahora toca hacer la bechamel para la masa: en una olla de tamaño medio mezclamos en frío dos tazas de leche de soja sin azúcar y las cuatro cucharadas soperas (rasas) de harina. Mezclamos bien (a mi me gusta hacerlo con unas varillas) y cuando ya esté sin grumos, encendemos el fuego medio-alto y lo llevamos a ebullición, removiendo continuamente.
  4. Ahora toca añadir una pizca de sal o herbamare, un chorro largo de aceite de oliva y una buena porción de nuez moscada en polvo.
  5. Cuando empiece a espesar, dejamos de remover por unos segundos. A los pocos segundos empezarán a crearse pompas de aire dentro de la bechamel, por entrar en ebullición. En ese momento volvemos a remover activamente hasta que esté bastante espesa, como si fuera una crema.
  6. En este instante ponemos a fuego medio-alto la sartén con el sofrito y volcamos ahí dentro toda la bechamel. Mezclamos muy muy bien, para que la bechamel se complemente con el sofrito, y cuando ya esté definitivamente espesa la crema, apagamos el fuego.
  7. Aún caliente, lo volcamos en una fuente planita y lo dejamos reposar hasta que entre en temperatura ambiente. Cuando ya no esté caliente, lo metemos en la nevera durante al menos 20 minutos. Esto nos ayudará a que la masa espese y sea más fácil manejarla. Cuanto más ratito la dejes, mejor.
  8. Ya habiendo retirado la masa de la nevera, intenta mantener la tentación de comértela a cucharadas. ¡Merece la pena esperar! De momento toca preparar un platito hondo con una montaña de pan rallado.
  9. Con la ayuda de dos cucharas soperas, vamos a ir cogiendo masa y haciendo forma cilíndrica de las croquetas.
  10. Luego, la soltamos sobre el pan rallado y le damos varias vueltas. Es importante darle vueltas sobre el pan rallado y apretarlas bien con tus manos mientras le das forma. Esto hará que no se hagan quebradizas y queden bien compactas.
  11. Repite este proceso con toda la masa, te saldrán unas 25 croquetas veganas de tamaño medio.
  12. Para cocinarlas, yo te recomiendo que las hagas a la sartén con poco aceite, utilizar  demasiado hará que sean más grasientas y menos sanas, y eso no es lo que queremos, porque si lo haces como yo te explico verás que no es necesario :-) :
  13. Pon una sartén pequeña a calentar con un chorro de aceite largo que engrase bien la base. No te pases, ¡no queremos una balsa de aceite! Sólo es para que no se peguen.
  14. Deja que el aceite caliente muy bien, pero sin que se queme. Luego, sueltalas en la sartén y dale vueltas rápidamente. Puedes agitar la sartén ligeramente para ayudar a que no se peguen. Deja que se doren por todos los costados y retíralas del calor.
  15. Verás que así quedan crujientitas por fuera y súper cremosas por dentro.

Si no te lo crees, ¡mira esto!:

Croquetas veganas de setas

Quizá te interese

7 Comentarios

Nicolás López Rangel 22 abril, 2016 - 16:46

Muy buena receta la intentare cocinar….

Responde
Natalia IM 5 septiembre, 2016 - 10:53

¡Buenísima pinta que tiene esta receta! Una pregunta, ¿la harina es de maicena para que espese o con al harina sola también espesa?
Muchísimas gracias por esta y por el resto de recetas,me ayudan mucho en mi vida desde que soy vegana. Un abrazo!

Responde
Jenny 5 septiembre, 2016 - 14:23

¡Muchas gracias Natalia! Me alegro muchísimo de que te sirva este pequeño rincón :-) La harina de trigo tradicional es la que yo uso! Y espesa perfectamente. La de maicena la uso más para postres, porque queda más “cuajado”. Abrazos enormes.

Responde
Jennifer 7 enero, 2017 - 21:01

Hola, me a encantado tu blog. Quisiera saber si sirve la harina de garbanzo :)

Responde
Raquel 22 agosto, 2017 - 22:02

Hola! Me encanta la receta!

Una pregunta, ¿se pueden congelar las croquetas? ¿Antes o después de freirlas?

Gracias!

Responde
Jenny 4 mayo, 2020 - 09:06

Antes de freír! Después de rebozar :-)

Responde
Conchi 20 diciembre, 2017 - 18:14

La receta es buenísima. Están riquísimas. Enhorabuena¡¡¡¡¡.

Responde

Deja tu comentario

Esta página web usa cookies (veganas y con pepitas de chocolate) para mejorar tu experiencia de uso. Asumimos que te parece bien comertelas, pero puedes rechazarlas si lo deseas. Aceptar Leer más