Mayonesa sin huevo (salsa veganesa)

Receta vegana por Jenny

¡Muy buenas a tod@s! Hoy os traigo un clásico de clásicos, una receta sencilla para aprender a preparar mayonesa sin huevo en casa, lo que se conoce como salsa veganesa. Es una alternativa a la receta tradicional de la mayonesa, casa perfecto con los platos típicos: tortillas de patatas, patatas horneadas, como base para el pan de tus sándwiches vegetales

 

¿Cómo hacer mayonesa sin huevo en casa?

Preparar mayonesa sin huevo en casa es bastante más fácil que la que se hace con huevo. Esta es mucho menos probable que se te corte. En cuanto a la técnica, es bastante parecida (pero como os decía, con menos riesgo). Solo tendrás que mezclar los ingredientes que te indico abajo, batirlos con cuidado, a potencia baja y haciendo un movimiento suave de arriba abajo.

Obviamente, hay que tener en cuenta que necesitaremos una batidora de mano para procesar todos los ingredientes anteriores.

El único ingrediente un poco “raro” que podréis encontrar en la lista es la sal negra o kala namak, que es una sal de la que ya os he hablado en alguna que otra ocasión. Su particularidad es que da mucho sabor a huevo, y es totalmente apta para veganos y generalmente para alérgicos al huevo (si es tu caso, míralo previamente). No os diré que sea imprescindible para prepararla, porque yo toda la vida lo he preparado sin esta sal, pero sí es cierto que le da un toque y recuerda más al sabor original de la mayonesa.

La podéis encontrar en tiendas veganas, ecológicas y herbolisterías por unos 2,50€ un bote enorme. Pero como os digo, no os apuréis si no podéis encontrarla. La salsa quedará deliciosa y cremosa igual.

¡No me enrollo más! Es una receta muy fácil, os dejo abajo el paso a paso para esta maravillosa mayonesa sin huevo (veganesa).

Mayonesa sin huevo (salsa veganesa)

Rating: 5.0/5
( 1 voted )
Raciones: 10 raciones Tiempo Preparación: Nutrition facts: 200 calories 20 grams fat

Ingredientes

Un vaso de leche de soja sin azúcar (importante que no sea dulce)
Dos vasos de aceite de girasol
Un chorro largo de limón
Un diente y medio de ajo
Una pizca de sal
Opcional pero recomendable: sal negra kala namak
*Necesitaremos batidora

Paso a paso

  1. En un vaso para batidora, añadimos 1 vaso de aceite de girasol, un diente y medio de ajo y un pellizco de sal. Si vas a usar sal negra kala namak, omite la sal normal y añade tres pellizcos de la sal negra.
  2. Vertemos dentro un chorro de limón (cuidado que no caigan las semillas).
  3. Ahora sí, batimos con la batidora a potencia mínima, manteniendo la batidora en el suelo del vaso, y cuando espese, ya podemos seguir haciendo un movimiento de arriba abajo, para mezclarlo todo bien. Esto es importante para que no se corte.
  4. Poco a poco irá cogiendo una consistencia espesa. Es el momento de probar la consistencia y sabor. Si está muy líquida, añade más aceite y si, por el contrario, está muy espesa, puedes corregir con un chorrito de leche vegetal sin azúcar.
  5. Añade más sal o sal negra, ajo... En función de tu gusto personal.
  6. ¡Y ya está listo para servir! Puedes guardar las sobras en la nevera, preferentemente en un bote cerrado. Si tienes un bote para guardarlo como los de mayonesa tradicionales, que llevan dosificador, será perfecto. De ambas formas aguantará por muchos días.
Did You Make This Recipe?
¿Has preparado esta receta? Etiquetame en Instagram @Soyvegana_Jenny.

Quizá te interese

Esta página web usa cookies (veganas y con pepitas de chocolate) para mejorar tu experiencia de uso. Asumimos que te parece bien comertelas, pero puedes rechazarlas si lo deseas. Aceptar Leer más