Albóndigas vegetales en salsa

Receta vegana por Jenny
albondigas-veganas-vegetarianas-sin-carne-recetas-faciles

¡Hola, hola y hola! ¿Qué pasa? ¿Cómo estáis hoy? Espero que genial, porque mirad que albóndigas vegetales os traigo. Pues sí, aquí están las famosas albóndigas veganas que habéis estado viendo estos días por Facebook e Instagram. Son una delicia a base de soja texturizada, tomate y hortalizas varias. Si os cuento la verdad, esta es la versión vegana de las albóndigas tradicionales de mi madre que, por supuesto, hemos decidido veganizar. A mi nunca me han gustado las albóndigas, nunca hasta que fui vegana y descubrí una gran variedad de opciones deliciosas.

Esta es la primera vez que las hago por mi cuenta y…¡Oye! Que va a ser mi plato estrella cuando tenga invitados a comer, os lo prometo. Puede parecer muy largo y laborioso, pero no lo es. Ya lo verás…¡Vamos a por la receta!.

Ingredientes (para 15 albóndigas vegetales medianas)

Para las albóndigas veganas

  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla grande
  • 1 zanahoria rallada
  • una ramita de perejil picado (2 gramos)
  • 80 gramos de tofu
  • 90 gramos de champiñones (2 puñados aprox.)
  • 430 ml de tomate frito (1 taza aprox.)
  • 80 gramos de soja texturizada fina (la más pequeñita) (1 taza aprox.)
  • Orégano
  • Pimienta negra
  • Media tacita de harina de trigo (puedes sustituirla por cualquier harina sin gluten)
  • Aceite de oliva
  • Herbamare o sal.

Para la salsa

  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla mediana
  • 1 zanahoria
  • 1 puñado de champiñones
  • 115 ml de vino blanco (1/3 de vaso, aprox.) Ojo, que sea vegano, aquí te dejo una lista de marcas comunes y veganas
  • 190 ml de agua, preferiblemente caliente.
  • Orégano
  • Una ramita de perejil (2 gramos aprox.)
  • 1 chorrito de tomate frito
  • Aceite de oliva
  • Herbamare o sal

Necesitaremos un procesador de alimentos como una batidora.

Preparación

  1. Empezaremos poniendo a fuego medio una sartén de tamaño grande con un chorrito de aceite de oliva. Picamos en trozos muy pequeños el diente de ajo y la cebolla y lo doramos ligeramente. Cuando empiecen a coger color, añadimos los champiñones y el tofu también muy bien picados, junto con la zanahoria rallada.
  2. Sofríelo durante unos minutos hasta que notes que esté casi dorado del todo. En ese momento, volcamos el tomate, removemos bien y seguidamente añadimos la soja texturizada. Mezclamos bien todos los ingredientes hasta que la soja texturizada esté hidratada gracias al tomate. Si ves que está un poco seco, añade más salsa de tomate.
  3. Removemos bien mientras le añadimos pimienta negra, herbamare (o sal) y albahaca al gusto.
    Yo le añadí abundantemente porque me encanta el sabor de estas especias.
  4. Cuando ya esté listo, apagamos el fuego y dejamos templar.
  5. Ahora, colocamos en un plato plano la harina de trigo (o en su defecto, tu harina sin gluten).
  6. Con la ayuda de nuestras manos vamos haciendo bolitas del tamaño que deseemos. Hay que apretar un poquitín (solo un poquitín) para que queden bien prietas y no se te deshagan.
  7. Luego, cuando ya tengamos todas las albóndigas hechas, las cogemos con una mano y con la otra les espolvoreamos un poquito de harina por todos los lados, haciéndolas rodar entre nuestras manos después de espolvorearlas bien. Tiene que quedar una finita capa de harina por el alrededor, dejando el exterior ligeramente seco y fácil de manejar.
    También las puedes hacer rodar por encima del plato, pero la idea es llevarse la harina justa para que sea más saludable y, a la vez, no se nos deshagan en la sartén.
  8. Repetimos el paso anterior hasta acabar con todas las albóndigas. Ahora, si tienes tiempo de sobra puedes meterlas a congelar y así luego serán muy fáciles de freír. Si no, no pasa nada, yo las hice directamente.
  9. En una sartén a fuego medio-alto calentamos bien un chorro largo de aceite. Yo utilicé una base de aceite con un centímetro de alto.
    Yo te recomiendo que uses una sartén mediana-pequeña para que no utilices demasiado aceite. También puedes utilizar una freidora y acabarás mucho más rápido. Pero la idea es que sean lo más saludables y ligeras posibles.
  10. Las vamos haciendo rodar por toda la sartén hasta que se nos doren muy bien por todos lados. Las retiramos y listo.
  11. Ahora vamos a por la salsa. Esto es de lo más sencillo: en una sartén más o menos pequeña sofreímos el ajo, la cebolla, los champiñones y la zanahoria, todo en rodajas.
  12. Cuando empiecen a coger color, añadimos el vino blanco y el agua, el perejil, el herbamare (o sal) y el orégano. Lo dejamos a fuego medio-bajo tapado con una tapita para sartenes (si tienes).
  13. Cuando esté todo bien doradito, apagamos el fuego y lo dejamos templar unos minutos. Luego, lo volcamos en un recipiente profundo y lo trituramos muy bien con nuestra batidora de mano. Seguidamente, le añadimos un chorrito largo de tomate frito y volvemos a triturar.
  14. Sírvela caliente en un bonito plato, echándola por encima de las albóndigas.
  15. ¡Ya tenemos nuestras albóndigas vegetales!

¿Quieres saber con qué acompañar tus albóndigas vegetales?

Yo te recomiendo un plato de arroz (que bañamos con salsa) acompañado de una buena ensalada de espinacas. También puedes utilizar como acompañante unas patatas cocidas o, si prefieres, fritas. ¡Un día es un día!

Quizá te interese

24 Comentarios

Ale 29 mayo, 2016 - 18:20

Que ganas de probar esta receta mmmm Acabo de descubrir esta pagina y me encanta!!!!

Responde
Anna Chesnier 30 mayo, 2016 - 10:08

Seria una buena opcion poner fotos de los pasos a seguir. :)

Responde
BELEN GONZALEZ 14 julio, 2016 - 11:30

muy buenas!!!!!

Responde
Loly 1 septiembre, 2016 - 17:31

Hola, se pueden hacer sin la soja, solo con el resto de ingredientes?

Muchas gracias
Un saludo
Loly

Responde
Jenny 3 septiembre, 2016 - 10:00

Saludos Loly, en realidad la soja texturizada es la base de la albóndiga, por lo que sería muy dificil hacerlas sin ella. Pero puedes sustituirla por avena, por ejemplo. Te recomiendo que te pases por las hamburguesas de avena que tengo en la web y las adaptes a albóndigas!

Abrazos enormes.

Responde
Isabel 1 enero, 2017 - 11:23

Que divinas son!!! Las preparé para fin de año y fueron todo un éxito, al hijo de mi sobrina, que tiene 10 años, les encantaron. Muchas gracias Jenny por tus recetas son fáciles de preparar y RIQUÍSIMAS!! Que tengas un muy feliz año nuevo!!

Responde
Jenny 3 enero, 2017 - 11:12

¡Qué bueno! :-p Eres toda una chef.

Responde
Esther 13 febrero, 2017 - 13:21

la receta está muy bien. pero ojo que el vino sea vegano?????? me subleva tanta idiotez

Responde
Alba 30 abril, 2017 - 10:39

Ostras Ester… No creo que esre blog sea para dar toda tu extrema sincera opinión hija…
Jenny, gracias por tu blog :)

Responde
andy 6 julio, 2017 - 19:55

se pueden hacer al horno en vez de fritas?

Responde
Anabel 11 julio, 2017 - 08:50

Me muero por hacerlas! Q pinta!! Si las quisiera congelar, sería mejor hacerlo antes de freír o después? Muchas gracias por regalarnos unas recetas tant deliciosas

Responde
Jenny 15 julio, 2017 - 12:00

Mejor antes de freír :-) Así cuando las frías estarán bien compactas!

Responde
Karen 8 agosto, 2017 - 20:03

MARAVILLA DE RECETAS…. SEGURO LAS HAGO, GRACIAS

Responde
Laura 7 enero, 2018 - 10:21

Tengo la misma duda que andy, me gustaria hacerlas pero estoy intentando reducir los fritos y aceites todo lo posible, se pueden hacer al horno? Igualmente en esta semana las hago 😋

Responde
Elisa 24 febrero, 2018 - 00:24

Hola estoy buscando recetas vegetarianas /veganas y me ha encantado esta.. pero una pregunta .. la soja texturizada no la hidratamos en agua antes de ponerla en la sartén ? Y el tofu supongo que habrá que retirar todo el agua que sea posible extraer antes de picarlo no ? Perdonad mi desconocimiento pero soy tan nueva en esto… tengo la soja y el tofu comprado ya pero no me atrevo a usarlo aún… geacias de antemano

Responde
Kiiwi 30 junio, 2018 - 22:57

Lo explica en la receta, se hidrata sola con el tomate. Y el tofu normalmente siempre se quita todo el líquido posible a no ser que digan expresamente que no hay que hacerlo. :)

Responde
Kiiwi 30 junio, 2018 - 22:54

Las he hecho hoy y han salido riquísimas, el sabor de la albóndiga era prácticamente igual que una de carne, y la salsa en vez de más tomate le eché un poco de salsa de soja: impresionante. Da gusto ver una receta vegana que de verdad tenga ingredientes cotidianos y fáciles de adquirir. 10/10

Responde
Belén 28 octubre, 2018 - 23:40

Bueno por favor!! Están increíbles!!

Responde
Katherine 29 mayo, 2019 - 13:37

¡Hola! Madre mía que emoción haber descubierto esta página. Te escribo para darte la enhorabuena. Qué bien descrito todo, qué buenas fotos, qué buenas recetas (fáciles de comprender, sin ingredientes raros tipo algas por todos lados…) ¡Ya soy tu fan! Muchas gracias por compartir.

Responde
Jenny 29 mayo, 2019 - 14:04

Katherine! Muchísimas gracias por tomarte el tiempo en comentarme y dedicarme esas palabras. Me hace muy feliz saber que esos detalles pueden llegar a ser tan importantes para ti como lo serían para mi. 💚

Responde
Rocío 21 diciembre, 2019 - 07:08

Hola, no he encontrado el enlace a la lista de vinos veganos. Gracias

Responde
maria 26 septiembre, 2020 - 17:28

Holaa estoy haciendo tus recetas y la verdad es que me encantan!!
Lo unico, estaria genial si pudieras poner el tiempo aproximado de las recetas para ayudar a hacernos una idea,

Muchas graciass
besos

Responde
Neus Figueras 25 diciembre, 2020 - 20:00

Las acabo de hacer como comida de Navidad y buenísimas. Mi padre no es vegano y le han encantado. ¡Muchas gracias!

Responde
Neus Figueras 25 diciembre, 2020 - 20:05

Las acabo de hacer como comida de Navidad y buenísimas. Mi padre no es vegano y le han encantado. Muy logradas. ¡Gracias por la receta!

Responde

Deja tu comentario

Esta página web usa cookies (veganas y con pepitas de chocolate) para mejorar tu experiencia de uso. Asumimos que te parece bien comertelas, pero puedes rechazarlas si lo deseas. Aceptar Leer más