Mis recetas veganas fáciles

Boniatos rellenos de portobello con queso vegano

Jenny
Receta vegana por
Star
1h 5 min
Prep: 15 | Cook: 50

¡Muy buenos días otro sábado más!

Hoy os escribo en viernes, pues seguramente mientras estéis leyendo esto, yo estaré en el festival Creatus Dominus de Sant Cugat hablando de mi trabajo como blogger. Os lo estaré contando todo por mi Instagram Stories. Por cierto, ¿habéis visto ya el nuevo rincón de la web: eventos? 😀 Ahí también os cuento que ese mismo 8 de Octubre a las 12:00h estaré en la cadena SER hablando de veganismo. ¡Llevemos la voz de los animales bien lejos!

Aún así, yo nunca falto a mi cita con vosotr@s. Hoy os traigo una receta de temporada: boniatos rellenos (algunos los conoceréis como batata, patata dulce o sweet potato). Para mi el boniato es uno de los alimentos más deliciosos del Otoño …y no sé por qué,  pero no me animé a probarlo hasta que me hice vegana. Yo y mis antiguas manías. ¿Todos tenemos alguna, no? jajaja.

Además, esta receta es de temporada por partido doble, porque no sólo entramos en temporada de boniatos, sino también de portobellos y una amplia gama de hongos deliciosos.

Propiedades de los boniatos rellenos de portobellos

El boniato es un tubérculo dulce y delicioso que resulta ser una fuente de azucares naturales. Es rica en betacarotenos, lo que nos ayuda a cuidar nuestra piel (porque además también es un potente antioxidante).

Ingredientes (Para 2 raciones de boniatos rellenos de portobello)

  • Dos boniatos grandes y gorditos (uno por persona)
  • Champiñones portobello
  • Rossinyol Silvestre (es un tipo de hongo anaranjado, si no tienes acceso a él puedes sustituirlo por tu hongo favorito. Los orejones suelen ser más fáciles de conseguir y tienen una textura muy parecida)
  • Hojas de espinaca fresca
  • 1 cebolla
  • Rúcula
  • Limón
  • Aceite de oliva
  • Sal (yo uso herbamare, que ya sabéis que me encanta)
  • Queso vegano rallado (sé que no todos tenéis acceso a él, así que podéis prescindir de él sin problema)
  • Opcional: pimienta negra

Necesitaremos una bandeja para hornear. Si vas a usar la del propio horno, te recomiendo que uses papel vegetal para horno.

Método

  1. En primer lugar comenzaremos lavando bien nuestros boniatos. Después, cortaremos la parte de arriba en V, haciendo un corte bastante profundo y ancho pero sin llegar a romper en dos el boniato.
  2. En segundo lugar, picaremos en cubitos los sobrantes de boniato y reservamos.
  3. A continuación, ponemos agua a hervir en una olla grande y cocemos a fuego medio por 20 minutos nuestros boniatos.
    Con esto conseguiremos ahorrarnos un buen rato de horno y nos aseguraremos de que el interior está bien hecho. 
  4. Mientras tanto, vamos a pelar y picar los hongos, las espinacas y la cebolla y reservamos.
  5. Ya pasados los 20 minutos, retiramos los boniatos y los dejamos escurriendo durante un par de minutos.
  6. Ahora,  preparamos nuestra bandeja para horno engrasando la base con un chorrito de aceite de oliva y aprovechamos para poner a pre-calentar nuestro horno, encendido por arriba a 180 grados.
  7. Cogemos nuestros boniatos y los colocamos encima de nuestra bandeja.
  8. Seguidamente, rellenamos con las espinacas, los hongos, la cebolla y el boniato que ha sobrado.
  9. Por encima, espolvoreamos una pizquita de sal, volcamos un chorrito de aceite de oliva, unas gotitas de limón y, si tenemos, queso vegano para gratinar. Opcionalmente podéis añadir ya las hojitas de rúcula por encima, para que queden crujientes, pero yo preferí añadirlas frescas.
  10. Para continuar, lo metemos en el horno por unos 30 minutos (el tiempo puede variar en función del horno que se use)
  11. Cuando ya esté doradito y bien hecho, lo retiramos del horno y lo servimos junto a unas hojas frescas de rúcula.
  12. ¡Y listo! Ya tenéis los boniatos rellenos de portobellos <3

Acompañamiento, consejos y más

A la hora de servirlos, yo añadí un poquito más de limón por encima, junto con otra pizquita de sal y algo de pimienta negra, pero esto va a gustos. Si vas a hacer este plato para tus invitados, te aconsejo que lo sirvas junto con un limón cortado, sal y pimienta disponible para que cada uno lo sazone al gusto.

Lo ideal es que se sirva caliente y acompañado de algo vegetal y ligero. Tened en cuenta que un boniato es un alimento bastante denso, por lo que lo mejor es servirlo con algo ligerito. ¡Aunque esto va a gustos!

Y hasta aquí la receta de este sábado. ¡Nos vemos por las redes chic@s!

¡Más recetas veganas!

Una opinión

  1. Maria teresa

    !Hola!

    !No me gusta cocinar pero tus recetas lo hacen mas fàcil!!. Hice los boniatos y nos encantaron. Solo me faltò el queso vegano q en Singapore no lo encuentro. Enhorabuena por un blog tan ùtil y cool!

    Star

Deja una opinión sobre esta receta vegana

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

1 2 3 4 5

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.