Mis recetas veganas fáciles

Magdalenas veganas de queso y york vegetales

Jenny
Receta vegana por
Star
50 minutos
Cook: 30 minutos

¡¡Muy buenos días otro sábado más!!

Ya estoy de vuelta con otra nueva receta vegana y en este caso es algo totalmente nuevo para mi. Llevaba varias semanas queriendo hacer unas magdalenas veganas saladas ya que nunca las había probado, pero en realidad no me atrevía por si el sabor era demasiado extraño. Pero ayer me dió por experimentar y por suerte ha salido algo inesperadamente delicioso :-p

Resulta que esta semana el equipo de Taula Verda me regaló una cajita de lo más generosa con algunas muestras de sus productos: salchichas, embutidos vegetales, cremas de queso veganas (tremendos, por cierto) y fue la ocasión perfecta para probar con el tema de las magdalenas veganas saladas. Si tenéis curiosidad podéis ver en su Facebook o Instagram las cositas con las que trabajan. Os prometo que el York vegano es buenísimo (o al menos a mi me encantó).

Después de esto, aproveché para comprar algo de queso vegano para fundir (queso violife para pizzas, mi favorito) y me puse manos a la obra. ¿El resultado? Unas increíbles magdalenas veganas saladas rellenas de espinacas y champiñones con corazón de queso fundido y york vegano. ¡BRUTAL!

Yo sé que no todos podéis acceder a este tipo de ingredientes, aunque si eres de España estoy segura de que tendréis un punto de distribución de Taula verda cerca. Puedes preguntarles vía Facebook y ellos os informarán. Igualmente, os animo a que juguéis un poquito con vuestra imaginación: podéis rellenarlas de trocitos muy pequeños de seitán, cualquier embutido vegetal o…¡Inventaros un nuevo relleno! Quedará buenísimo seguro.

Ingredientes (Para 15 magdalenas veganas saladas)

  • 180 gramos de harina para bizcochos y magdalenas (usé una que ya viene con la cantidad de levadura incorporada de mercadona, marca Aragonesa, pero si usas una de bizcochos sin levadura, añádele también 8 gramos de levadura en polvo)
  • 200 ml de leche de soja sin azúcar (importante que no sea dulce. Yo usé la sin azúcar de soja de mercadona)
  • 100 ml de aceite de oliva
  • Algo más de un puñado de York vegano (o cualquier embutido vegetal)
  • Algo más de un puñado de queso vegano para fundir (yo usé Violife para Pizza, pero puedes usar tu queso vegano para fundir favorito)
  • Dos puñados de espinaca muy picada
  • Dos puñados de champiñones muy picados
  • Una pizquita de pimienta negra
  • Otra pizquita de albahaca
  • Una pizca de sal

Necesitaremos moldes y bandeja para hornear magdalenas. Las puedes encontrar en bazares y tiendas grandes como Ikea. Yo os recomiendo unos moldes de silicona, ya que son reutilizables, higiénicos y además mucho más fácil de desmoldar. Los de papel que veis en la foto los utilicé sólo porque me parecen más agradables a nivel estético/fotográfico 😉

Método

  1. En primer lugar comenzaremos picando muy finitos los champiñones, las espinacas, un puñado de queso vegano (si lo tienes rallado no hace falta) y el embutido vegetal.
  2. En segundo lugar mezclaremos en un bol todos los ingredientes hasta que quede una pasta homogénea (si la harina es sin levadura, también añadiremos la levadura).
  3. A continuación colocaremos nuestros moldes en la bandeja de magdalenas.
  4. Antes de continuar, precalentaremos nuestro horno a 170 grados.
  5. Seguimos con nuestras magdalenas veganas saladas, así que nos toca rellenar nuestros moldes a 1/3 de su capacidad.
  6. Seguidamente, colocamos en el centro de nuestros moldes unos trocitos de queso y embutido vegetal (lo que hará que tengan un corazón de queso fundido)
  7. Continuamos llenando nuestros moldes hasta 3/4 de su capacidad (para que no rebose en el horno)
  8. Los metemos en el horno y los dejamos por unos 35 minutos a 170 grados (o hasta que suban y se doren).
  9. Cuando ya estén doraditos, apagamos el horno y los retiramos de la bandeja.
    Déjalos enfriar antes de retirarlos del molde, porque podrían deshacerse y tu podrías quemarte salvajemente.
  10. Cuando ya estén templadas, ¡Ya están listas para comer!

Consejos

Por definición, las magdalenas se suelen conservar a temperatura ambiente. Hay que tener en cuenta que estas no están compuestas sólo de harina, sino que contiene ingredientes frescos como son los embutidos vegetales, las espinacas y los champiñones. Por eso yo decidí guardar en la nevera las que sobraron y ¡Están mucho más buenas después de un rato de nevera! 😉

¡Más recetas veganas!

4 opiniones

  1. Carmen

    Me encanta la idea, ¡gracias!
    Solo me surge una duda: los champis y la espinaca se pone en crudo sin freír o pochar antes?

  2. Carmen 🙂 Los champìs y la espinaca van totalmente en crudo, ya que con el ratazo de horno se hacen perfectamente,

    Star
  3. Claudia

    Hola Jenny! Será muy nala idea usar tofu en lugar del queso para gratinar? Gracias!

    Star
    • Hola Claudia! 🙂 Lo malo del tofu es que se te dorará en vez de derretirse, pero no tiene por qué quedar mal! Simplemente diferente 🙂

Deja una opinión sobre esta receta vegana

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

1 2 3 4 5

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.